En su juventud, fue hincha de varios clubes, entre ellos el Carrarese de su ciudad natal, junto con el Genoa, y el Borussia Mönchengladbach de Alemania; hasta los siete años, también fue hincha de la Juventus, mientras que entre los ocho y los doce años, fue hincha del Inter -debido a su admiración por el entrenador Giovanni Trapattoni-, así como del Pescara, el Como, el Avellino y el Campobasso, antes de acabar apoyando al Genoa.